Provocaciones Reggio Emilia en Nursery School de SEK-Ciudalcampo

A lo largo de toda la semana, los más pequeños de SEK-Ciudalcampo han disfrutado de diferentes ambientes naturales para trabajar a través de la indagación y con provocaciones Reggio Emilia. Esta metodología iniciado por Loris Malaguzzi se basa en la premisa de que los niños tienen capacidades y potenciales muy diferentes y que son capaces de construir su propio conocimiento a través de la relación directa con el entorno. Por este motivo, la distribución del espacio de aprendizaje, la interacción con diferentes materiales y el cuidado del entorno adquieren un papel protagonista en el proceso de aprendizaje.

Dos de los valores característicos de este método son la escucha y el respeto. Se motiva al niño a construir sus pensamientos a través de diferentes lenguajes, valorando la comunicación no sólo del lenguaje hablado que los adultos toman como principal. Se tienen en cuenta los llamados ‘cien lenguajes de los niños’ y la creación de espacios verdes en los que los niños puedan estar en contacto con la naturaleza.

Cobra vital importancia la figura del atelier, un artista que realiza propuestas en el taller, un espacio donde se ofrecen diferentes instrumentos y técnicas y donde los niños experimentan y se enriquecen de una manera más sensible con el arte. Por otra parte, las emociones se tratan de manera global, dejando espacio de libertad al niño para que pueda vivenciar de forma natural las emociones.

De cara al próximo curso, SEK-Ciudalcampo ha diseñado una serie de nuevos espacios específicamente creados para los alumnos de Nursery e Infantil que completan y mejoran los que ya disfrutan con el Team Learning. El próximo curso se podrán en marcha espacios de aprendizaje como El Atelier, La Pradera y La Piazza, en los que profesores y alumnos disfrutarán compartiendo experiencias en espacios que permiten expresarse libremente y de formas muy diferentes.

 

Los comentarios están cerrados.