Antonio Fabregat, alumni SEK y profesor UCJC, proclamado mejor orador del mundo en inglés

El alumni del Colegio Internacional SEK Ciudalcampo, Antonio Fabregat, ha sido proclamado ‘Mejor orador del mundo en inglés’ en la categoría English as a Foreign Language. Fabregat, que también es profesor en SEK International Schools y del Club de Debate de la Universidad Camilo José Cela, ha conseguido junto con el también profesor de la UCJC Javier de la Puerta, alzarse campeones en dos de las categorías del ‘World Universities Debating Championship’ (WUDC). De la Puerta se ha alzado con el segundo puesto como mejor orador del mundo, lo que supone un hito al ser los primeros españoles en conseguir este reconocimiento en este idioma como lengua extranjera.

Este premio se dio a conocer hace unas horas en la final del Mundial de Debate ‘World Universities Debating Championship’ (WUDC), que se ha celebrado en la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica. El tándem ha conseguido clasificarse por primera vez en la historia de la competición como semifinalistas en la liga EPL u Open; y han logrado el primer puesto en las categorías ESL (del inglés English as Second Language) y en la categoría EFL (English as Foreign Language).

En el Mundial de debate WUDC han participado 400 equipos de todas las universidades del mundo, incluidas y, sobre todo, las más prestigiosas (Harvard, Yale, Oxford, Cambridge o Stanford, etc.). Los temas se entregan a los participantes con 15 minutos de antelación para cada ronda. No tienen acceso a internet y se les dice en ese momento si están a favor o en contra del tema que se propone.

Especialmente emocionante fueron las rondas en las que el equipo de la UCJC venció a sus homólogos de Harvard y de Stanford. El tema que les tocó defender frente a estos equipos fue Si deben respetarse los tratados internacionales (por ejemplo no torturar a prisioneros, liberación post-conflicto) en el caso de la lucha contra el terrorismo. El equipo de la UCJC y Harvard defendían que sí, debían respetarse independientemente de que se tratara de terroristas, Stanford y la Universidad Hebrew de Israel estaban en contra.

Los comentarios están cerrados.